Independientemente de la edad, usted y sus seres queridos merecen el respeto y el tratamiento apropiados.

Como abogados de lesiones personales de Las Vegas, estamos orgullosos de servir a una comunidad diversa. Representamos a personas de todas las edades, razas, y antecedentes, y no nos reservamos nuestro asesoramiento legal sólo para aquellos con medios considerables. Al ofrecer consultas gratuitas y trabajar en base de contingencia, nos aseguramos de que un representante legal experimentado y calificado esté disponible para todos los que lo necesitan.

Si usted o un ser querido mayor se lesionó mientras vivía en un hogar de ancianos u otro centro de cuidados a largo plazo, no hay riesgo de venir a nosotros para obtener ayuda. Estamos aquí para abordar sus inquietudes, investigar la situación, y aconsejarle sobre sus opciones legales. Al final, queremos que usted y su ser querido se recuperen completamente de cualquier manera que necesite. Cuando tomamos su caso, no tiene que pagarnos hasta que ganemos.

Llame a un abogado de abuso de hogar de ancianos en Paul Padda Law al (702) 366-1888 o utilice nuestro formulario en línea para solicitar una consulta.

Negligencia en el hogar de ancianos

La negligencia en el hogar de ancianos surge cuando los miembros del personal encargados del cuidado de los residentes violan el estándar profesional de la atención. En términos menos legales, la negligencia del anciano ocurre cuando los miembros del personal son descuidados en proporcionar los servicios básicos y necesarios a los residentes, tales como proveer alimentos, fluidos, y un ambiente limpio para vivir. La negligencia no es necesariamente intencional, aunque puede serlo. Entre las causas comunes de negligencia en el hogar de ancianos se incluyen las instalaciones con personal insuficiente, personal inadecuadamente capacitados, y la supervisión inadecuada. 

Ejemplos de negligencia en el hogar de ancianos incluyen:

  • Los residentes no se mueven a menudo como debe ser lo que resulta en úlceras de cama.
  • Residentes no se bañan con suficiente frecuencia, lo que puede causar problemas de la piel e infecciones.
  • La ropa y la ropa de cama de los residentes no se cambian regularmente o cuando están sucias.
  • Los residentes no reciben suficiente comida y agua durante todo el día, lo que lleva a la desnutrición y la deshidratación.
  • Residentes no están supervisados o provistos de dispositivos de asistencia, lo que conduce a caídas y lesiones.

La negligencia de los ancianos puede resultar en un empeoramiento de la condición física y mental de su ser querido. Puede causar nuevas lesiones, como úlceras de cama severas, deshidratación, desnutrición, infecciones y caídas peligrosas. Si usted cree que su pariente anciano está empeorando o sufriendo nuevas lesiones o condiciones debido a negligencia en un centro de atención, no dude en llamar a un abogado de negligencia en hogar de ancianos en Paul Padda Law.

Abuso en el hogar de ancianos

Desafortunadamente, el abuso de ancianos en los hogares de ancianos es común en todo Nevada y los Estados Unidos. Los individuos ancianos son victimizados debido a sus dolencias mentales y físicas, su incapacidad para defenderse, y a menudo debido a su aislamiento social. Cuando los residentes ancianos tienen pocos o ningún visitante, son vistos como objetivos fáciles.

Mientras que la negligencia en el hogar de ancianos a menudo surge de descuido accidental, el abuso resulta de conducto deliberado e intencional. El abuso ocurre en cualquier momento que un miembro del personal, otro residente o un visitante intencionalmente cause daño a su ser querido.

El abuso en el hogar de ancianos puede ser: 

  • Físico
  • Sexual
  • Psicológico/emocional
  • Financiera

Si nota alguna señal de que su ser querido ha sido abusado, comuníquese con un abogado de abuso de hogares de ancianos en Las Vegas lo más pronto como pueda. Hay muchas leyes federales y estatales que prohíben el abuso. En algunas situaciones, el abuso puede llevar a cargos penales. En muchos casos, le da a su ser querido lesionado el derecho de perseguir una indemnización por sus lesiones. Si su ser querido falleció como resultado de un abuso, su familia podría tener el derecho de presentar una demanda de muerte injusta contra la instalación.

En Paul Padda Law, le ayudamos a obtener la compensación que se merece.

Aprender más

“Paul Padda es un gran abogado que se preocupa por sus clientes. Lo contraté y quedé impresionado. Muy bueno en la corte y manejó mi caso muy bien. Se tomó el tiempo para entender mi caso y se preocupó por mí como una persona. Él sería la primera persona a la que llame si necesito un abogado de nuevo.”

S.S. CLIENTE DE LESIÓN PERSONAL

Read More Testimonials

Lesiones comunes de abuso y negligencia en el hogar de ancianos

El abuso y negligencia en un hogar de ancianos o en un centro de atención asistida a menudo llevan a residentes que sufren de: 

  • Contusiones y laceraciones
  • Huesos rotos, incluyendo caderas rotas
  • Conmociones cerebrales o lesiones cerebrales traumáticas (TBIs) más graves
  • Úlceras de cama o por presión
  • Lesiones en el cuello y la espalda
  • Infecciones, incluyendo infecciones del tracto urinario (ITU)
  • Infecciones resistentes a los antibióticos
  • Asfixia

Si su ser querido se lesiona inexplicablemente mientras vive en un hogar de ancianos, ha sufrido múltiples lesiones en el centro, o su condición está empeorando rápidamente, comuníquese con un abogado de abuso en hogar de ancianos sobre una investigación de la situación.

Las señales de negligencia y abuso del anciano

Puede haber muchas señales de que su ser querido no está bien atendido o víctima de abuso intencional en una instalación, incluyendo: 

  • Cortes y moretones mal explicados
  • Múltiples caídas
  • Múltiples huesos rotos
  • Cualquier tipo de úlcera de cama, particularmente úlceras avanzadas de presión
  • Comportamiento auto calmante inusual, como mecerse de un lado al otro
  • Cambios de comportamiento inusuales o regresión a comportamientos infantiles
  • Temor repentino de ser tocado
  • El retiro o aislamiento social inusual
  • Señales de molestia o agitación, especialmente con ciertas personas en la instalación
  • Renuencia de hablar con usted cuando ciertas personas están en la sala

Su anciano amado puede confesarle que algo está mal. O quizá no. Las personas mayores quienes son victimizadas en residencias de ancianos y otras instalaciones de cuidado suelen avergonzarse o preocuparse por la retribución. Si su ser querido le dice que ha sido herido o nota cualquier señal de negligencia o abuso, consulte con un abogado de abuso en hogar de ancianos de Paul Padda Law.

La ley federal de abuso y negligencia en hogar de ancianos

Hay numerosas leyes federales que controlan el nivel de atención proporcionado a sus residentes por las instalaciones que reciben fondos federales. Si su ser querido reside en una instalación que acepta Medicare o Medicaid, esa instalación debe cumplir con la ley de reforma del hogar de ancianos y otras leyes federales aplicables.

La ley de reforma del hogar de ancianos dicta que las instalaciones: 

  • Tienen personal suficiente.
  • Realice un examen inicial, exhaustivo y preciso para que cada residente para determinar sus capacidades.
  • Desarrollan un plan de atención integral para cada residente.
  • Previenen el deterioro de la capacidad de cada residente para comunicarse, moverse, comer, utilizar el inodoro, bañarse, y vestirse a sí mismos.
  • Si un residente no puede cuidarse diariamente, la instalación debe proporcionar una buena nutrición, aseo e higiene bucal personal.
  • Asegúrense de que los residentes reciban los dispositivos de tratamiento y asistencia adecuados para ayudarles a escuchar y ver.
  • Asegúrense que los residentes no desarrollen úlceras de cama.
  • Asegúrense que los residentes reciban dispositivos de asistencia y supervisión adecuados para prevenir accidentes.
  • Proporcionan los servicios y tratamientos apropiados para restaurar la función normal de la vejiga como sea posible.
  • Proporcionan a los residentes líquidos suficientes para prevenir la deshidratación.
  • Asegúrense que los residentes estén libres de errores significativos de medicación.

Estos son sólo un puñado de los requisitos que los hogares de ancianos, y otras instalaciones de vida asistida deben seguir si reciben fondos federales. Sin embargo, si su ser querido reside en una instalación privada, es posible que ciertas leyes no se apliquen a su cuidado. Llame a un abogado de abuso en hogares de ancianos para discutir la ley federal y cómo se aplica a la situación de su pariente.

Acuerdo de $150.000 para el abuso de anciano

Cuando un veterano fue abusado por un timador, que fue negligentemente autorizado a entrar en un centro de cuidado asistido, Paul Padda Law ayudó a recuperar lo que se perdió.

Leer resultas del caso

Las leyes de Nevada para hogares de ancianos

Nevada tiene varias leyes con respecto a los requisitos de capacitación para el personal de hogar de ancianos, planes de atención al paciente individuales e integrales, y el estándar de cuidado profesional que hogares de ancianos están obligados a proporcionar a los residentes.

La let de abuso, negligencia, explotación o aislamiento de personas mayores y vulnerables de Nevada define cinco tipos de abuso de ancianos: abuso físico, negligencia intencional e involuntaria, auto abandono, explotación y aislamiento. Requiere informes e investigaciones en ciertos casos. Si un individuo viola este acto, ya sea por cometer abuso o por no reportar sospechas de abuso o negligencia cuando sea necesario, pueden ser acusados de un delito.

Una violación por primera vez del abuso, negligencia o aislamiento de los ancianos puede ser acusada como un delito menor flagrante en Nevada o en un delito grave de categoría C. Esto es sólo si no se infligió daño corporal o mental sustancial a la víctima anciana. Si el individuo acusado es condenado por un delito menor flagrante, puede ser encarcelado por hasta 364 días, multado hasta $2.000, y se le ordenó pagar la restitución. Si se declara culpable de un delito grave de categoría C, el individuo se enfrenta entre uno y cinco años de prisión y hasta $10.000 en multas.

Los cargos subsiguientes del abuso, negligencia, o aislamiento de ancianos o violaciones por primera vez que resulten en lesiones son acusados como delitos graves de la categoría B, lo que puede resultar en castigos mucho más duros.

En Paul Padda Law, no podemos garantizar que el individuo que causó a su anciano amado un daño será acusado y condenado. Esto depende de los fiscales. Sin embargo, podemos luchar duro por su ser querido para recibir compensación a través de una demanda civil. Llámenos hoy para hablar con un abogado de abuso en hogar de ancianos.

Comuníquese con un abogado de abuso en el hogar de ancianos de Las Vegas hoy

Si su ser querido ha sufrido una lesión o deterioro de la condición debido a negligencia o abuso en un hogar de ancianos, usted debe hablar con un abogado en Paul Padda Law de inmediato. Permítenos investigar la situación y aconsejarle a usted y a su ser querido de sus opciones legales, incluyendo reportar el abuso o negligencia en hogar de ancianos a las autoridades estatales, ponerse en contacto con la policía, y presentar una demanda civil para la indemnización.

Tenemos décadas de experiencia manejando casos de abuso en hogares de ancianos. Nuestra bufete puede coordinar con el Defensor de los Centros de Cuidado a Largo Plazo de Nevada, la División de Servicios para el Envejecimiento y la Discapacidad de Nevada, el Programa de Servicios de Protección de Ancianos, y la Oficina del Fiscalía General para asegurar que todas las denuncias de abuso y negligencia sean completamente investigado y corregido. Al trabajar con la policía y la Oficina del Fiscalía General, nos aseguramos de que cuando los cuidadores violen la ley, estén debidamente cargados y procesados

Para obtener más información sobre los derechos de sus seres queridos ancianos después del abuso o negligencia en el hogar de ancianos, llámenos al (702) 366-1888 o utilice nuestro formulario en línea para solicitar una consulta.

Contáctenos hoy para una consulta gratuita y comience su camino hacia la recuperación

CONTÁCTANOS POR TELÉFONO O POR EMAIL

PH: (702) 366-1888